domingo, 10 de noviembre de 2013

Cuando la ansiedad te atormenta la vida

He de decir que por constitución o genética nunca he sido una chica delgada,  siempre he tenido que andar cuidandome lo que comía para evitar coger esos kilos de más, pero siempre con un control sobre mi propio cuerpo.
Hoy quiero compartir con vosotr@s mi experiencia para que la gente pueda entender que la ansiedad es un problema que puede llegar a afectar considerablemente a tu dia a dia.
Todo empezó hace unos meses, trabajo en un sitio que para empezar no es mi campo, con unos horarios que descompensan los bioritmos, a 50km de mi casa y con una combinación de transporte bastante mala, podia pasarme 12 horas fuera para una jornada de 6, 5h, en centro comercial, con cada vez más presión por las ventas, ambiente cada vez más hostil, y empeorandose día a día.  La falta de tiempo (deje de lado a mis amigos, a mi familia y a lo que realmente me gusta hacer y estudiar), los nervios, y ese vacío interior se fueron llenando a base de comida precocinada o peor todavía,  de cadenas de fast food. Me di cuenta en el pozo en el que estaba metida cuando a raiz de detectarle un carcinoide a mi madre esa ansiedad se externizó en ataques de pánico sin control. El resultado cuando he tocado fondo y me he dado cuenta de la gravedad de mi situación a través de estos dos desencadenantes: 15kg más en 4 o 5 meses, una podria llamarse casi adicción a la comida aunque suene fuerte, y lo que es peor de todo, una falta de autoestima en la que te hacen sentir la vergüenza de creerte como un monstruo, e inseguridad en mi día a día, en la que creo mi capacidad disminuida de trabajo e incluso con mi pareja que te impiden sentirme agusto y me provoca tener ganas de llorar constantemente.
La sinceridad de algunas personas de mi entorno que lejos del tacto me recuerdan lo GORDA que me he puesto hace que me quiera hundir más aún debajo del edredón de la cama y no quiera salir para evitar que más gente me lo recuerde.
Gracias a dios cuento con el apoyo principalmente de mi pareja al que quiero con locura y que sin él no sé qué sería de mi,  de mis padres y hermanas, apoyo médico y sobre todo ser consciente de que esta situación tengo que cambiarla y sé que voy por el buen camino, pero ES MUY DIFICIL.
Abro así el sentimiento interno, lejos de la vergüenza que pudiera parecer y de hecho siento,  para que la gente comprenda esta enfermedad cada vez más común en nuestra mierda de sociedad y que detras de cada GRAMO hay un PROBLEMA SERIO, y no un placer casi erotico por la comida como mucha gente insinúa. Mi cabeza no hace más que pensar en encontrar algún modo para que todo esto que siento sirva para ayudar a más gente que esté pasando por ello, ya que a concienciar a quien no tiene un problema así en su entorno y dado la sociedad en la que vivimos me resulta bastante complicado.
Quien me conoce aparentemente sabe que soy una persona que no pierde la sonrisa a pesar de los problemas,  que soy luchadora, pero hasta el sol desaparece cuando las nubes se empeñan en taparle.

7 comentarios:

Loly dijo...

Madre mía Lorena, como te comprendo! En todo lo que dices no hay ni una sola coma que no sea cierto. Pero hay que luchar, sí yo también me lo digo aunque es difícil hacerlo, y creer en nosotras mismas y sentirnos a gusto con nosotras mismas. Es difícil pero es el objetivo a lograr . Me encanta la foto de tu perfil. Un beso.

Encarni Zarapuz Blanco dijo...

Lor te comprendo muy bien creeme que llevo años luchando con la ansiedad y se muy bien como nos podemos llegar a sentir las personas que por unos motivos u otros llegamos a este estado.. Tener autoestima es una de las cosas mas importantes de la vida y cuando la perdemos es muyyyyyy dificil recuperarla y muy duro salir adelante recuperar las ilusiones las ganas y la fuerza interior.
Gracias a dios tenemos algo que a mi es lo que mas me ha ayudado a parte de psicologos y medicación tener gente a nuestro lado que nos ayudan, nos comprenden y estan siempre ahí, es lo mejor que nos puede pasar y tanto tu como yo lo tenemos y eso es lo mejor que la vida nos esta dando. Un besazo

El dedal de Chuti dijo...

Si, yo tambien te comprendo. . . las que tenemos tendencia a engordar si ya es duro seguir una dieta, en momentos difíciles se hace mucho más complicado.
Pero se me está ocurriendo una cosilla, cuando yo dejé de fumar, hace ya siete años, lo mejor que pude hacer fué contarlo a todos los que me rodeaban, y cuando a veces me daban tantas ganas de encender un cigarrillo, no caía en la tentación al pensar en la vergüenza de tener que decir a todos que no había sido capaz, quizás tambien funcione con el peso. . ;-)

elena piña garcia dijo...

Lorena, me ha llegado tu entrada hondo. La ansiedad y la depresión van de la mano, y no es fácil de que se entienda por quién no loi ha pasado bien en persona o con alguna persona cercana.
Por desgracia te entiendo muy bien, aunque yo los pierdo en lugar de ganarlos y me cuesta muucho ganarlos de nuevo. La gente no entiende las cosas, con lo de tu madre y el estres del trabajo y una cabeza que no deja de pensar cosas que no ayudan...es normal que te de bajón. Yo no te conozco en persona, pero veo que te apoya quien ha de hacerlo, ELLOS TE QUIEREN porque saben cómo eres...y al resto ni escucharlos y seguro que vas a ir hacia arriba, cada día un pasito, y aunque lo veas negro, irá cambiando a gris y a tonos de color..y un día mirarás a trás y verás el camino que has andado!!
Mucho ánimo, no podemos dejar de luchar en ser las que éramos!!
Un beso muy fuerte

Tomas Mejia Garcia- Montesinos dijo...

Prima sigue luchando y puedes contar con tu primo para lo que necesites,aunqué sea por esta vía de contacto. Sigue así que de verdad tienes un gran corazón. Besos

Reflexiones de una oveja loca dijo...

muchas gracias a todos, no puedo decir que me alegre de que me comprendais, ojala no tuvieramos ningun@ que saber qué se siente verdad? realmente no me ha gustado la entrada de hoy porque suelo generalizar más lo que escribo, no quiero dar la sensacion de pena (por desgracia hay muchos casos mas duros), pero si concienciar con el ejemplo en primera persona de la relación mente-cuerpo, y sobre todo de la importancia de ser uno mismo SIEMPRE, nunca a pesar de los problemas debemos cometer el error que yo he cometido y dejar la esencia de mi ser fuera. A veces necesitas darte una ostia fuerte para darte cuenta de ello ;) pero si sirve para reaccionar....BIENVENIDA SEA!!!! (y en esto de utilizar las ostias para reaccionar y mejorar lo que estaba mal si quiero que os sintais identificados valeeee!!??? ;) ) un besazo a todos y muchas gracias por todos los comentarios. Sois lo mas de lo mas!!!!!!

Mami Garrido dijo...

No te preocupes, no me ha parecido que quieras dar sensación de pena ni mucho menos, es un reflejo de la sociedad que nos ha tocado vivir, cuando era más joven también me he sentido así en varias ocasiones. Es como si una no pudiera ser diferente al resto, hubiera de seguir un patrón estipulado, y si te sales de él enseguida te señalan con el dedo...y entonces empiezan los problemas, las inseguridades, la ansiedad, es un círculo vicioso y te preguntas, tendrán razón? Ese es el punto en el que hay que decir, Qué Narices (por no decir otra cosa), que les den!!! Lo más importante, quererse mucho pero mucho, levantarse cada mañana y decir, soy única...rodearse de personas que te quieren por ser tú misma y no una copia barata de lo que se espera de ti. Cuando llegas a entender que estar en tu peso es algo interesante para tu salud y no para que otros vean el tipazo que tienes, entonces es cuando te sientes de maravilla. Pero que rollo te estoy metiendo, jajajjaj....El caso es que esos kilos nos traen a todas por la calle de la amargura...Besitos y sigue así!!!

Publicar un comentario